sábado, 15 de octubre de 2011

Recordando a mi bastón

Sí, cómo no. Hoy es el Día Internacional del Bastón Blanco y no puedo dejar aquí de poner un pequeño recordatorio hacia este elemento de movilidad que es esencial para mí y para el resto de personas ciegas.
Más allá de un trozo metálico blanco dotado de una empuñadura de caucho y una contera giratoria con la que verifico que el suelo por el que voy pisando es seguro, resulta todo un símbolo.
sí, un símbolo de voluntad y esfuerzo. No es nada fácil asumir la necesidad de tener que utilizarlo pero, a cambio, una vez familiarizado con él, una vez que lo haces tuyo, te ofrece seguridad y apoyo.
Me hace gracia escuchar a algunos niños cómo les preguntan a sus madres: "¿Qué lleva ese señor? ¿Por qué lleva ese palo?"
Y otra curiosidad: imaginar que vas con tu bastón chino chano y que alguien intenta esquivarlo. Va para un lado, va para otro y el ciego con su bastón, que no se para. ¿Os lo imagináis? ¡La danza de los bastones! Jejeje
Recuerdo que cuando asistía a las clases de adiestramiento en su manejo, me costó sincronizar el paso, pero luego te haces con ello. Es verdad que, como la técnica consiste en deslizar la contera por el suelo, según cómo esté el piso, te supone tensiones en muñeca y hombro, pero la confianza que te garantiza, es muy grande. Además de que quien se cruza en tu camino, te identifica, sabe que si te chocas con él / ella, no es un acto de despiste o intencionado, si no fruto de tu discapacidad. Vamos, que no es que hayas visto a una guapa mujer y te lances sobre ella sino que...
En cualquier caso, por todo lo que me ayuda a disponer de autonomía, vaya mi recuerdo agradecido a él. Y, ojalá no tengáis que llevarlo, pero si así fuera... ¡no lo dudéis: aprended a quererlo y usarlo! ¡Olvidad complejos y miedos!
Yo, por mi parte continuaré paloteando aceras y senderos, al tiempo que imagino historias y bellezas que salen a mi encuentro.

3 comentarios:

Mercedes dijo...

Ese bastón merece un sentido homenaje, sí señor. ¿Nos hablarás un día de su historia, del primer bastón y de su evolución?

Que sepas que te sigo ofreciendo mi brazo para darnos un paseo y así dejas descansar al bastón un rato, ¿vale?

Un besósculo sabadósculo! Mua!

Piedad dijo...

Hola, Alberto.
Pues ya ves, no sabía de que el bastón también tenía su día. Yo lo utilizo muy poco pero siempre me acompaña en el bolso. Creo que no sabría ir sin él porque la verdad es que el bastón es muy importante para los que no vemos. Yo me acostumbré a ir acompañada y creo que no sabría ir sola, pero aún así no lo dejo.
Gracias por esta información.
Saludos.
Piedad.

amelche dijo...

También se merecía tener un día, por supuesto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...