lunes, 13 de febrero de 2012

Querer opositar y no poder. ¡Increíble pero cierto!

Cómo no hacerme eco de esta triste noticia. Parece increíble pero ya veis.
Bueno, ojalá que, al fin, Vanessa pueda presentarse y demostrar su valía.

La opositora Vanesa Font ha acreditado un déficit de visión del 87%
Pedía un examen oral o la utilización de un programa informático específico
Sólo le permiten la prueba en A3 y le dan 90 minutos más para responder
La ONCE estudia emprender acciones legales contra el Gobierno

Javier Arnau | Castellón
Actualizado domingo 12/02/2012 10:58 horas

La convocatoria de oposiciones del Ministerio de Justicia para 2012 no contempla la posibilidad de realizar un examen oral para evaluar a los invidentes que aspiran a un empleo público.
Así se desprende de un escrito remitido por el Estado a Vanesa Font, una opositora castellonense con un déficit del 87% de la visión y que aspira a la única plaza para discapacitados que ofrece el departamento estatal para la Comunidad Valenciana dentro del cuerpo de Gestión Procesal y Administrativa.
No es la única. Asegura que otros dos opositores se han encontrado con la misma respuesta del Ministerio de Justicia. La ONCE investiga el caso para emprender posibles acciones contra el Gobierno central.
Tal y como consta en la convocatoria de estas oposiciones para cubrir 132 plazas para el Cuerpo de Gestión Procesal y Administrativa, publicada el pasado 5 de septiembre en el BOE, aquellos discapacitados que quieran concurrir deben cumplimentar debidamente la solucitud indicando además su grado de discapacidad, así como las soluciones que necesitan para poder realizar normalmente las pruebas de las que consta la oposición.
Vanesa justificó que sufre una "enfermedad visual degenerativa" que ya afecta al 87% de sus facultades y solicitó al Ministerio de Justicia que pusiera a su disposición cualquiera de las dos opciones posibles para poder realizar las pruebas: un examen oral o la utilización de un programa informático específico.
Hace unas semanas llegó la respuesta del Ministerio, quien advirtió que sólo se contemplan dos medidas para hacer más accesible la realización de este examen para las personas invidentes.
La primera de ellas es presentar el examen en folios de tamaño A3 (y no en A4 como el resto de opositores), en consecuencia, con el tamaño de letra más grande. "No veo nada. ¿Qué más me da que el examen esté en A4 o en A3?", reprende Vanesa Font.
La segunda es darles 90 minutos más que al resto para que contesten a las preguntas. "Insisto. No veo y me da igual que me den 90 minutos o 24 horas para hacer un examen si éste es escrito", reconoce irónicamente.
Se muestra contrariada porque el examen está previsto para el próximo 19 de febrero. Ella sigue estudiando pero a día de hoy no sabe a ciencia cierta si podrá realizar el examen. "Al Ministerio no le supone ningún coste económico hacerme el examen oral o utilizar el programa informático para invidentes, puesto que éste lo facilita de manera gratuita la ONCE", argumenta sin perder de vista que "estoy perdiendo tiempo en conseguir solucionar este problema y creo que me va a afectar en el examen".
La oferta de empleo público a la que concurre Vanesa Font prevé cubrir 132 plazas por toda España, 7 de las cuales están reservadas para discapacitados. La Comunidad Valenciana es la región que menos plazas para discapacitados reserva, con sólo una. Vanesa será una de las que optarán a esa única plaza... siempre que el Ministerio acabe atendiendo súplicas.

3 comentarios:

J. F. M. M. dijo...

Saludos.
Soy un aficionado a la fotografía, y las publico en blogs, las fotos de mi pueblo están en:

http://zorita01.blogspot.com/

Espero que me visite.

Mercedes dijo...

Qué divertido, hay una plaza para cubrir por un discapacitado, pero no le damos la oportunidad de que se presente. Sí, ya, estamos hablando del ministerio de injusticia, tócate las narices.

Mira, no lo había leído todavía, pero me ha sentado fatal. Estamos apañados.

Hale, besósculos predentistas.

amelche dijo...

¡Qué fuerte! ¿Un folio A3? Mi comunidad está peor de lo que ya sabía... Y, encima, aún dirán que le hacen un favor, que no tiene que pagar ella el folio...

Pero si hasta en la visita que hicimos a la universidad la semana pasada con los alumnos del último curso nos dijeron que les avisáramos de si teníamos algún alumno en el instituto con discapacidad para tenerlo en cuenta a la hora de hacer selectividad. Cuanto más, en una oposición.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...