martes, 7 de febrero de 2012

Palace Beau Rivage. Lausana, Suiza


Permitidme que comnparta hoy, un artículo escrito por Màrius Carol, publicado en la revista Magazine, en 2010.
Son de esos lugares míticos que a mí me gusta visitar; bueno, digamos, mejor, me gustaría.
Si alguien ha estado ya que me cuente y nos dé envidia.

Situado sobre el lago Leman, en Lausana, el hotel Beau-Rivage es uno de esos establecimientos cuyo confort es casi tan impresionante como su historia. La atmósfera del hotel ha inspirado a Albert Cohen a escribir Bella del Señor. Pero también Somerset Maugham, Paul Bowles o Michèle Déon mencionan sus estancias en sus novelas. Y Victor Hugo cita este templo de descanso en una de sus cartas.
La política internacional también ha pasado por sus salones, pues aquí se firmó en 1912 el acuerdo que puso fin a la guerra italo-turca o el tratado de Lausana de 1923, que reunió a lord Curzon, Poincaré y Mussolini. La lista de su ilustre clientela incluye a personajes tan dispares como Camille Saint-Saëns, Charlie Chaplin, Coco Chanel, Gary Cooper, Husein de Jordania o Nelson Mandela.
El hotel, situado entre cuidados jardines, está a punto de cumplir 150 años, aunque ha sufrido importantes reformas con el paso del tiempo, la más importante de las cuales corresponde a 1908, cuando se construyó un palacete anexo con influencias del art déco que incluía un comedor bajo una gran cúpula de cristal que diseñó Diekmann.
Más recientemente, tras adquirir la mayoría de las acciones la fundación de la familia Sandoz, se sometió a una profunda renovación de las habitaciones y a una restauración de frescos, esculturas y cúpulas que requirió la colaboración del Servicio Suizo de Monumentos Históricos.
El Beau-Rivage Palace tiene unas habitaciones generosas, algunas de las cuales disfrutan de magníficas vistas sobre el lago Leman. El cliente puede cenar sobre sus aguas durante el periodo estival, pues el barco Le Montreux ofrece la posibilidad de pasar una romántica velada, mientras se degusta la carta del cocinero Didier Scheiter.
Hace poco más de un año, abrió sus puertas en el hotel el restaurante Anne-Sophie Pic, cuya chef cuenta con un tres estrellas Michelin en Valence y ha conseguido la misma calificación en Lausana. Por 122 euros se puede probar su magnífico menú degustación de seis servicios.
El Spa Cinq Mondes es uno de los orgullos más recientes del hotel, tras ser inaugurado hace menos de cinco años. El fundador de la firma es Jean-Louis Poiroux, que ha sabido reunir rituales de belleza del mundo que incluyen desde el “baño japonés de aroma de flores” al “paseo de lluvia tropical”, pasando por el “hammam de aromas y colores”. Es un paraíso del bienestar, tan exclusivo como sorprendente.
Consta de 169 habitaciones y suites.
Sus "humildes" precios oscilan A partir de 350 euros.
Dirección Place du Port, 17-19, Lausana (Suiza)
Y su página web es:

www.brp.ch








0 comentarios

3 comentarios:

Mercedes dijo...

Vaya, esto es mucho mejor que el chocolate suizo, jajaja! Por un momento me he imaginado en el hotelito, disfrutando de todas sus maravillas. Es casi casi casi tan fantástico como el Gran Hotel de Bertia, jajaja.

Besósculos desde Lausana. Mua.

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

Me alojé en el Palace Beau Rivage todo un largo y cálido fin de semana...¡Qué maravilla! Me gusta el estilo y clase de tu blog ¡Bravo!

amelche dijo...

Pues no tienes mal gusto, ¡menudo hotelito! Cuando nos toqué el cupón de la ONCE nos vamos, ¿vale?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...