jueves, 8 de diciembre de 2011

Hoy empieza mi Navidad

Sí, hoy quiero que empiece mi Navidad, quiero que mi mundo se vista de Navidad, mi gente, mi casa, mi alma.

Mientras recuerdo aquellos años de mi niñez en los que mi tío Emiliano cambiaba el escaparate de su tienda de alimentación para vestirla de productos apetecibles de fiesta, aquellos turrones, mazapanes y peladillas, aquellos patés, aquellas cestas.

Mientras recuerdo los colores de las bombillas que adornaban el acebo de mi casa del pueblo.

Mientras recuerdo los belenes con su música de villancicos, con sus figuritas, su musgo, su estrella, su niño.

Mientras recuerdo cómmo hace dos años, y el año pasado también, adornaba mi casa madrileña con espumillón, bolas y guirnaldas, motivos navideños, gracias al estímulo y ayuda de mis buenos Jaume y Mercedes. Este año no la adornaré, ¿Cómo hacerlo solo? No la adornaré, pero acariciaré todo aquello, porque acariciándolo lo sentiré mío, cercano, visible.

Mientras oy echo de menos todo eso, no quiero que la soledad me venza y, por eso, necesito compartir, sentir que mi Navidad empieza hoy. Y que, por tantísimo, soy privilegiado.

Quiero ver, quiero que mi imaginación se vista de colores azul, verde, dorado, rojo, colores de Navidad.

Que a mi alrededor se oiga, suene la música de villancicos, pero también la risa feliz de los niños que se emocionan con la magia de la Navidad.

Quiero imaginar una bandeja surtida con frutas escarchadas, polvorones envueltos en papel brillante, porciones de turrón del de siempre. Una bandeja nutrida de sensaciones que llame a la generosidad, a invitar.

Quiero soñar con una sorpresa pequeña, una ilusión, un detalle, un símbolo que me haga saber que sí, es así, ¡hoy empieza mi Navidad!

Que la vuestra dé comienzo también con recuerdos como ésos, con mucho ánimo, con esperanza, con ilusión, con ganas.

¡¡Feliz comienzo de la Navidad!!

5 comentarios:

MOMENTOS dijo...

Este año también tienes que decorar tu casa, aunque solo sea poniendo el Niño en su cunita. Una Navidad sin Niño es como una boda sin esposos. Un beso.

Amig@mi@ dijo...

Te admiro amigo. Eres un ejemplo a seguir en todo. ¿Qué puedo decirte si lo tienes todo tan claro? Yo también te animaría a que pongas un Belén, aunque sólo sea el misterio, para que aparte de recordar, puedas tocar y que igual que tú palpas sus figuras, ellas te palpen a tí con todo el amor que representan.
Y acabo como empiezo, amigo.
Te admiro.
Un abrazo grande

Marina-Emer dijo...

Mi querido amigo Alberto...yo estos dias me acordé de ti ...tuve un derrame de tensión alta y me operaron el ojo y la verdad el uno medio tapado y el otro del todo y casi ni ver ...que Dios te bendiga y te de mucha salud y no me olvides que tu visita y amistad es muy importante para mi .
te deseo feliz fin de semana y ya nos saludaremos de nuevo
besossss
Marina

Mercedes dijo...

Pienso lo mismo que Momentos. Tu hogar bien merece una decoración, así que ya sabes...

Feliz fin de semana y que tu Navidad dure mucho, mucho tiempo. Un besósculo!

Alberto dijo...

Queridas y admiradas amigas que dejáis vuestras huellas aquí y en mi corazón. Vosotras sois mi Navidad.
Gracias siempre porque vuestro aliento significa mucho para mí.
Feliz fin de semana de luz y Navidad.
Besos para las cuatro, besos navideños de magia e ilusión.
P.D.: ah, y si me lo pedís así, os tendré que hacer caso y poner al Niño Dios en casa, aunque yo siempre lo llevo puesto en el corazón.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...